miércoles, 3 de diciembre de 2008

SI TU SUPIERAS CUANTO

llorar
permitirse llorar
llorar con gemidos y a mares
llorar un 24, llorar todos los marzos
llorar con convulsiones y con paz
con los que no están y con vecinos
dar un abrazo en público
y asumir el llanto
sacar el llanto guardado
llorar por el ayer, por el podría haber sido
y por el que es
llorar con entrañas carcomidas
llorar juntas, treinta años llorando


del libro: "Imperturbable, destilar". Inspirado en un poema de O. Girondo.

10 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Clarisa, te sigo, aunque no se note :)

Me gusta mucho este poema, quizá porque soy una "lloradora cuasi-profesional". Ya sabes, al final siempre nos fijamos en aquello que se nos parece :)

Besos y hasta ese café que tenemos pendiente.

Pablo dijo...

Clarisa, espero que estés muy bien.

Creces con cada poema.

Hoy he vuelto a la Casa del Libro a buscar "Renglones torcidos", pero no han sido capaces de encontrármelo, así que tendré que conformarme con seguirte por aquí...

Giovanni-Collazos dijo...

Mira que entiendo muy bien el poema... Clarisa tienes tanta poesia dentro. Ya te veo en la presentacion de tu proximo libro y en los recitales, las salas estaran abarrotadas.

Un abrazo, compañera.

Gio.

Descalza dijo...

¿Llorar a escondidas también vale?

Me gusta porque ése tipo de cosas son las que nos acerca a todos, es algo que puede estallar en cualquier momento.

Me gustó Clarisa.

Un saludo.

CHEMA dijo...

Hola Clarisita: como se pega todo...(lo digo por el ita que aqui en Bolivia todo es ito, ita, bonito, bonita...Un gran poema Clari, sigue, llora, rie, vive...
Besos.
Chema Vega.

Susana dijo...

Me encanta este poema. Yo soy de las que lloran en público sin vergüenza...Todo lo que se guarda dentro y no revienta en llanto se nos enquista en el alma...
Un abrazo.

sibenik dijo...

Precioso, realmente precioso. Llorar es bueno, hay ocasiones en las que no debemos evitar estar tristes, de lo contrario, no seríamos humanos. Un abrazo muy fuerte

Ana del Vigo dijo...

hola patagoniesista!!!me alegra ver que tienes nuevo libro a la vista guapa.
Muchas lágrimas y besos

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, Clarisa. Qué bueno es llorar. Llorar a mares y sacar toda la pena de dentro.

Me ha encantado visitar tu blog.

Un abrazo grande
Ana

Ana del Vigo dijo...

este también va pal libertad