domingo, 22 de marzo de 2009

PAREDES

Sentada escribe a través de
Las paredes dormida
Mientras la lluvia vuela
Perdida hacia horizontes
Imaginarios.
Evadirse del dolor sin
Pensamientos, sin ropa
Ni alimentos, sin ella.
Vuelve a su cárcel,
De rodillas contra el suelo
Bichos pululan en la sala.
Entran y salen
Dolor silencioso / imparable
Nº 34343434343434343434
Horas mortuorias horas
Atardeceres claros y
Perpetuos se han quedado
Donde se detuvo
Tu voz/s.

9 comentarios:

tino dijo...

Desgarrador, tremendo y bello al mismo tiempo. Un abrazote. Tino

sibenik dijo...

Me ha encantado clarisa. De hecho, lo he leido tres veces seguidas...

Un abrazo

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) dijo...

y yo lo sigo leyendo...y me sigue gustando...un fuerte abrazo...

Victor Vergara (gato) dijo...

Es tremendo, Clarisa. Creo que son horas por las que hemos pasado casi todos alguna vez en nuestra vida.
Un abrazo grande.
Ojos.

Joan Tristany dijo...

Muy buen poema que nos presenta un triste escenario. Muy bueno, fascinante.

Un abrazo
Joan

Mixha dijo...

Me gustó tu poema Clarissa, te linkeo y te sigo asi no te pierdo de vista ya, un beso

Gabriel dijo...

Bello poema

Para meditar por horas

Un beso

Gabriel

Emilio Ariza dijo...

Es un buen refugio por un pequeño tiempo, pero si alargamos la estancia entre paredes acabaremos convirtiéndonos en sus prisioneros . Tristemente real, abrazos

LUCRECIA dijo...

Tus palabras son estelares...
Lucrecia